¿Cómo pintar un auto paso a paso?


Preparado de superficie

Limpiar y desengrasar la superficie que se va a pintar es una etapa importante del proceso de preparación. Esta limpieza elimina todos los residuos y contaminantes que se han acumulado en la pintura con el tiempo y el uso. Para este procedimiento, se necesitará agua, desengrasante y un paño de espuma.

  • Limpie la superficie con un paño húmedo para eliminar cualquier tipo de suciedad, como polvo, barro, virutas de hierro, etcétera.
  • La limpieza con un desengrasante permite eliminar las impurezas adheridas a la pintura, así como los restos de aceite.

Lijado

Tras limpiar la superficie, lije las secciones que estén dañadas. Para ello, se debe evaluar minuciosamente todas las piezas a pintar, identificando los lugares que requieren restauración. Se pueden encontrar abolladuras, arañazos, golpes de objetos y otros defectos comunes a la pintura antigua.

Enmasillado

El masillado es el proceso de rellenar los desperfectos de la chapa con masilla de poliéster. Lo mejor es utilizar una espátula de acero para aplicarla.

  • Para garantizar una mayor adherencia, desengrase la superficie antes de aplicar la masilla.
  • Preparación de la masilla. La masilla se compone de dos partes: la masilla de poliéster y la crema endurecedora. La masilla se seca y después se endurece como resultado de la interacción química entre los dos componentes.
  • Mezclar la masilla y el endurecedor en las proporciones adecuadas; por cada 12000 partes de masilla, añadir 2 partes de endurecedor.
  • Remover la masilla hasta que tenga un tono consistente.
  • Aplicar la masilla sobre la superficie a rellenar utilizando una espátula acelerada, procurando cubrir toda la zona decapada.

Aplicación de base primer

La imprimación cubre las pequeñas imperfecciones en las reparaciones, creando una base uniforme para la pintura de acabado y protegiendo las superficies metálicas expuestas durante el lijado previo.

Aplicación de la pintura

Desengrasado: Para eliminar cualquier residuo que se haya incrustado en la superficie, se utilizará una solución desengrasante y un paño de microfibra, que dará como resultado una superficie limpia y sin pelusas.

El Lumpy Cloth, también conocido como paño antipolvo, es un paño especial empapado de resina que se pasará por la zona a pintar para capturar cualquier partícula sólida que haya quedado. Debe deslizarse por toda la superficie de forma suave y sin aplicar demasiada presión.

Aplicación

  • Dependiendo del color, aplicar de 2 a 3 capas.
  • El intervalo de aplicación recomendado es de 10 a 15 minutos entre capa y capa.

Aplicación de barniz

Es el momento de aplicar el barniz cuando la capa base de color se haya secado completamente (su aspecto es absolutamente mate).

Realice dos aplicaciones, dejando pasar de 5 a 10 minutos para que se evapore entre ellas. Asegúrese de que el barniz se aplique de manera uniforme y tenga un aspecto brillante.

Pulido

El proceso de pulido consiste en devolver el brillo a la zona lijada. La mejor opción es invertir en una pulidora. Si no cuenta con una, se puede utilizar una lija con un grano de agua de P1500 a P2000.

Por último, se aconseja el pulido, que consiste en un removedor a base de agua y aceite, para dar a la superficie del vehículo un brillo final, logrando la cristalización y la conservación a largo plazo de las superficies pintadas y repintadas, así como de las marcas circulares extremadamente finas que quedan antes del pulido.